miércoles, 16 de febrero de 2011

Adoptados versus madres bio versus adoptados

Nunca jamás se ha cuestionado el derecho del adoptado a si quiere o no conocer su biología, en caso que encuentren, como ha pasado muchas veces, los hay que deciden conocer a su madre biológica y los hay que deciden no conocerla.

Siempre la decisión final y por encima de los deseos de las madres biológicas es que la persona que encuentre decida libremente si quiere mantener contacto o no con su familia biológica.

Siempre se ha respetado al máximo estas cuestiones, aunque bien es cierto que ambos y aunque con vidas paralelas, las madres biológicas ceden en cualquier demanda del tipo que sea ante los hijos adoptivos, precisamente porque los quieren y nunca jamás pondrán en peligro su vida y sus afectos presentes y tampoco exigirán que las quieran aunque sabido es que lo desean.

Así que siempre van a tener la tranquilidad de no ser coaccionados de ninguna de las maneras, ambos son victimas, el protagonista es el hijo, la madre no va a querer ningún tipo de protagonismo excepto que se lo concedan.

Si empezaron las madres biológicas siendo victimas terminan cediendo en todo por amor, muchas seguirán siendo victimas de por vida, porque no es lo mismo vivir anclada en un espacio tiempo en donde la herida no ha estado curada ni lo estará jamas, que vivir una vida normalizada como la tienen la mayoría de los adoptados.

Lo ideal sería el mutuo conocimiento, dando el tiempo necesario para asimilar la amalgama de sentimientos que se originan al saberse encontrados tanto las madres biológicas como los hijos adoptivos, mantener una relación en calma sin presiones por parte de ambos y por supuesto sin presiones extra-familiares.

Sin conocerse, sin hablar, compartir vivencias y sentimientos es imposible que ambos puedan tener algún tipo de relación a través del tiempo, pero siempre la última palabra la tendrá el adoptado.
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Solo Blog - Top Sites
posicionamiento web