domingo, 2 de enero de 2011

CON LA CRISIS ECONÓMICAAUMENTARÁ EL NÚMERO DE NIÑOS ABANDONADOS. 6 -11-1977

Publicado en el diario YA. 6-11-1977
Copiado por P. ESPINA PÉREZ

En el “mercado negro” español se pagan hasta 150.000 pesetas por un niño.
El número de los niños abandonados también subirá a raíz de la crisis económica, como consecuencia del paro y de las dificultades familiares que este hecho desencadena.

En el Instituto de Puericultura, antigua Inclusa de Madrid, se prevé un aumento sobre los 140 niños que habitan actualmente en él, según informa Logos.
Estos niños “con problemas sociales” —así explica su situación el doctor Jardón— están internados porque sus padres están separados, la madre se ha ausentado del hogar o el matrimonio tiene en trámite el expediente de separación.

No son niños en situación legal de abandono, es decir, en condiciones de ser adoptados.
La mayoría no están enfermos, se encuentran en el hospital infantil porque allí los ha dejado su familia y realmente no tiene otro sitio donde estar.
El doctor Jardón nos explica que casos de abandono en circunstancias más o menos novelescas se producen actualmente mucho menos que antes. La razón es clara, el uso de los anticonceptivos. Hoy, la mujer soltera que tiene un hijo lo quiere tener.
—Los niños que llegan en estas condiciones al Instituto, ¿pueden ser adoptados?

—Sí, si se produce la situación legal del abandono, que requiere que transcurran seis
meses sin que nadie con derechos haya reclamado a la criatura.

—¿Es éste el único cauce para adoptar a un niño?

—No. Aunque no es legal, lo más corriente y lo que suele hacer un matrimonio que quiere adoptar a un niño es ponerse en contacto con una mujer soltera que esté embarazada y esperar a que dé a luz; ésta tiene que firmar, cuando nazca el niño; un acta de renuncia y, con este documento, se inicia el expediente de adopción.
Ahora existe un auténtico mercado negro para la adopción: en los Estados Unidos, por
un niño blanco se llega a pagar a la madre un millón de pesetas; en Italia, unas ciento cincuenta mil; aquí en España, de cien a ciento cincuenta mil.

—Los niños que se abandonan en este centro, ¿de qué condición social suelen ser?
—El niño abandonado aquí es de una clase social muy baja. Suelen ser de muy pocos
días, pero nos llegan de tres y cuatro años, que también encontramos quien los adopte. Un problema es el no conocer los datos de los abandonados. Necesitaríamos saber datos clínicos de los padres para evitar posibles enfermedades, su filiación.


La casuística que podría referirnos el doctor Jardón sería interminable.

—En este momento hay en este centro unos ciento cuarenta niños que no están enfermos,
sino que están internados porque existen problemas en sus familias.

Preguntado acerca de sí considera el número alto o bajo, contesta.
—Hace unos diez años llegamos a tener 1.600 niños. Tuvimos que acudir a familias que
quisieran ayudarnos y tenerlos por un tiempo en sus casas. El número actual —concluye— no se puede considerar alto, pero prevea una subida en estos meses próximos. El paro, las dificultades económicas desfavorables desencadenarán una serie de abandonos, y tendremos aquí más niños. Podremos atenderlos, pero el ambiente de un centro sanitario no es el adecuado para que unos niños se eduquen. Indudablemente necesitan una familia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Solo Blog - Top Sites
posicionamiento web