viernes, 19 de noviembre de 2010

Bilbao - Sospecho que la mía no fue una adopción normal

http://www.deia.com/2010/07/19/bizkaia/rsospecho-que-lamia-no-fue-una-adopcion-normal

“Sospecho que la mía no fue una adopción normal”

Una treintañera de Bilbao que busca a su madre biológica dice, tras indagar en sus orígenes, que “hay todos los indicios de que hubo irregularidades”

A. RODRÍGUEZ - Lunes, 19 de Julio de 2010 - Actualizado a las 08:35h.

NO quiere hacer público su nombre por “temor”, pero no le tiembla la voz al afirmar que la suya “no fue una adopción normal”. Tras bucear en sus orígenes, esta treintañera de Bilbao que busca a su madre biológica concluye que “hay todos los indicios de que hubo irregularidades”.

Sin perder la esperanza de que algún día sus dudas y las de otras personas en su misma situación se esclarezcan, relata su caso con el fin de que salgan más a la luz. “En mi partida de nacimiento literal hay muchos huecos. La madre tenía que firmar una renuncia, cosa que no aparece en ningún sitio. Faltan documentos no porque mis padres adoptivos no los tengan, sino porque no los había”, precisa esta mujer, nacida a mediados de los setenta en una céntrica clínica de la capital vizcaina.

Documentación aparte, el modo en que se llevó a cabo su adopción también le hace sospechar. “Fue muy rápida. Yo nací y mis padres adoptivos ya me estaban esperando.

Supuestamente mi madre era una chica que quería dar a su hijo en adopción, pero... Ahí está el pero. ¿Por qué tan rápido? ¿Por qué me registra una monja?”, se pregunta, al tiempo que apunta que en la clínica no le “han querido facilitar” el archivo de su nacimiento.

Dadas las pesquisas que dice haber realizado, no habla por hablar. “En mi búsqueda toqué puertas a pie de calle, he estado en conventos hablando con religiosas, he estado con mi ginecólogo, con el director de la clínica...”, enumera, para pasar a detallar algunos de esos encuentros. “Lo que cuenta mi ginecólogo sobre cómo eran los partos que hacía en el caso de las adopciones es muy sospechoso y él te lo cuenta con total naturalidad: cómo siempre eran chicas jóvenes con las que no tenía por qué documentarse, nunca hablaban, sólo cosas muy puntuales...”, explica. Algo que, según dice, rubrican otros expertos. “Hablas con otros ginecólogos y te dicen que la madre no tenía por qué entregar un DNI. Si las cosas se hacían bien, sí, pero si no se hacían bien... ¿Y alguno había que no las hacía bien?, les pregunté. Sí, había alguno siempre que no hacía bien las cosas, me dijeron”.

Tras mucho indagar, esta mujer ha llegado a la conclusión de que en aquella época “las adopciones se hacían así”. “Es muy importante que la gente lo sepa porque hasta podemos estar registrados como muertos y por eso nuestras madres no nos buscan”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Solo Blog - Top Sites
posicionamiento web