miércoles, 1 de diciembre de 2010

Wikileaks desenmascara a jueces y fiscales de la Audiencia Nacional

http://www.elconfidencial.com/espana/wikileaks
Hacer lo posible para evitar a Garzón

Algunos de los jueces quedan inevitablemente retratados. En una de las entrevistas entre Zaragoza y miembros de la embajada, éste les advierte que hay que hacer lo posible para que la causa de Guantánamo no recaiga en manos de Baltasar Garzón sino que sea Ismael Moreno el instructor. Este juez es el menos proclive en la Audiencia a aplicar la justicia universal. Los fiscales lo saben y Estados Unidos también, por eso no les preocupa tanto la investigación por los vuelos de la CIA.

La estrategia del Ministerio Público era solicitar que fuera éste quien se encargara de las torturas en Guantánamo por la relación de la causa con la que ya está investigando. En resumen, las actuaciones de este juez no incomodan.

Sin embargo, la causa finalmente se quedó en manos de Garzón. Esto no gustó al país norteamericano que su informe subraya que se trata de una “figura controvertida cuya ambición y afán de notoriedad no tiene rival”. Eran conscientes que con tal de obtener un titular, podía pasar por encima de cualquiera que se le pusiera por delante. La fiscalía informó en contra de admitir a trámite la querella, calificando la investigación de fraudulenta y Conde Pumpido hizo declaraciones públicas en el mismo sentido. Sin embargo, el magistrado decidió seguir adelante tras la espera sin respuesta de siete meses para que las autoridades norteamericanas informaran si estaban investigando los hechos. Según la jurisdicción universal, tiene prioridad para investigar el país donde se ha cometido el delito. EEUU no contestó y Garzón inició la causa. Antes de abandonar la Audiencia Nacional, tomó declaración a varios testigos, uno de ellos españoles, que habían sufrido torturas en Guantánamo. Ahora, está en manos de su sustituto, Pablo Ruz.

El juez que tiene la otra causa sobre los usos ilegales de esta cárcel es Eloy Velasco. El mismo que apuntó a las presuntas relaciones entre ETA, las FARC y el Gobierno de Venezuela ha preferido por ahora no pronunciarse sobre la admisión a trámite de la querella presentada por la Asociación pro Dignidad de los Presos y Presas de España contra seis presuntos responsables jurídicos de la creación de Guantánamo. Está a la espera de que Estados Unidos responda a la comisión rogatoria para saber si ya está investigando los hechos. Por ahora, no tiene respuesta.

El juez que queda fuera de cualquier duda es Santiago Pedraz, quien ha luchado a capa y espada por continuar con la investigación de Couso. A pesar de la oposición de la Fiscalía y de la propia Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, no ha desistido en sus pretensiones. El Tribunal Supremo ordenó reabrir el caso y recientemente Pedraz volvió a ordenar por tercera vez la detención y entrega de los tres militares imputados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Solo Blog - Top Sites
posicionamiento web